La importancia de poder personalizar los espacios para sentirse en casa

Dovela_habitació-personalitzada

Cuando se vive en un centro residencial, donde las personas comparten espacios y momentos con otras personas, la habitación propia es un espacio que actúa como referente de nuestro hogar: todos necesitamos disponer de espacios propios que nos permitan disponer de privacidad e intimidad, en los que poder guardar nuestras pertenencias y objetos más queridos, y que nos permitan sentirnos como en casa.

En el Centro Residencial Dovela favorecemos que la habitación de cada una de las personas que vive aquí esté personalizada y sea un verdadero espacio propio. Esta personalización de los espacios no sólo ayuda la persona mayor a sentirse en casa, sino que también aporta otros beneficios: la personalización de cada habitación ayuda a desarrollar la autonomía de la persona, favoreciendo su capacidad de elección y de toma de decisiones, la autogestión de sus pertenencias y el diseño y uso de su habitación, a la vez que mejora su bienestar emocional al disponer de un entorno propio y personalizado que es fuente de seguridad y bienestar.

Asimismo, favorece la orientación espacial y temporal de las personas con demencia, propiciando el desarrollo personal al mantener la identidad en continuidad con la historia de vida previa: la personalización de los espacios con elementos actuales como fotos de la familia o de actividades en el centro nos muestra que la vida sigue.
La individualización de cada espacio también permite proteger los derechos de cada persona, ya que respetar sus pertenencias supone aceptar a la persona en sí misma, con su historia, sus recuerdos, gustos, creencias y valores.

La importancia de poder personalizar los espacios para sentirse en casa

Comentarios (0)