Residencia de gente mayor

Un espacio familiar, de convivencia

Cada persona y cada familia es única 

Una dovela es la pieza en forma de cuña necesaria para formar un arco: sin ella el arco no es posible. En el Centro Residencial DOVELA todo el mundo es importante y único. El Centro Residencial DOVELA está ubicado en el edificio de la antigua Clínica Carmelitana.

Sentirse como en casa

Ofrecemos un entorno cotidiano de convivencia que favorece las relaciones entre personas, donde los espacios individuales están pensados para ser adaptados a los gustos de cada persona. Contamos con una organización preparada para adaptarse y ajustarse a los ritmos cotidianos de cada persona.

En la residencia para gente mayor Dovela, las personas mayores pueden vivir con autonomía y desarrollar sus procesos personales al disponer de confort y de unos espacios accesibles y seguros que cuentan con sistemas tecnológicos de evitación de caídas, control de la marcha y señalización desde diferentes puntos de los espacios de la residencia para facilitar  la orientación de las personas y su dominio del entorno.

El Centro Residencial DOVELA es también un espacio para la familia y para aquellas personas cercanas al usuario pensado para continuar estableciendo relaciones sociales y afectivas para participar en el acompañamiento de la vida cotidiana de la persona, tanto si esta vive en la residencia para gente mayor como si realiza una estancia temporal o disfruta del espacio del centro de día.

Sobre-Dovela-Com-a-casa-persones

¿Cómo lo hacemos?

Siendo flexibles en el funcionamiento y en la organización interna. El Centro Residencial DOVELA ofrece unos servicios personalizados: disponibilidad horaria, menús a medida, proyecto de vida propio y es un lugar idóneo y un centro de residencia de gente mayor…

Creando entornos facilitadores, proveedores de apoyos y significativos, favoreciendo las buenas prácticas en la atención a la persona.

Desde el trabajo de profesionales especialistas que realizan los procesos de adaptación e integración de cada una de las personas que se incorporan al centro.

Con una organización y un funcionamiento definidos a partir de un sistema de gestión de calidad.

Incorporando el uso de nuevas tecnologías pensadas para dar respuesta a las personas atendidas, que facilitan y apoyan el funcionamiento de una organización centrada en la persona y en ofrecer una atención de calidad.